Innovaciones para el mundo entero, fabricadas en Alemania.

Innovación basada en la tradición, esto es lo que ofrece Collonil a través de la experiencia y del olfato para los avances revolucionarios. Lo que empezó en el año 1909 con un aceite para cuero, evoluciona constantemente gracias a las personas que trabajan en Collonil.

Productos eficaces y de alta calidad, que revolucionan el mundo del cuidado del calzado y del cuero. Siempre en movimiento, pero fiel a sus raíces.

Hasta hoy, Collonil desarrolla y fabrica por sí misma todos sus productos en Berlín. Al mismo tiempo, Collonil se ha convertido en una empresa posicionada a nivel internacional.